viernes, 13 de marzo de 2009

ENAMORARSE DE LA PALABRA


De que las palabras enamoran (al igual que enfadan) no le puede caber duda a nadie. Trovadores, poetas, vates lo descubrieron hace mucho tiempo. Los menos afortunados en su físico (y en la historia de humanidad seguramente son los seres más abundantes) la han empleado para encandilar a la persona amada y desviar la atención de un rostro desfavorecido. Gracias a la palabra el género humano se ha perpetuado. Tú mismo debes conocer a algún amigo o amiga que simplemente con su "verbo" conguista voluntades (entiéndase aquí "ligar")...

Bueno, he recibido abundantes poemas de amor y ,como ya señalé, dominan los de dos poetas gigantes: Antonio Machado y Pablo Neruda. Os voy a poner aquí una selección mínima; también incluiré un poema compuesto por una alumna de 2º de bachillerato. Me agrada comprobar que entre vosotros hay poetas y poetisas. Bajo os he colgado un video; si os ha gustado, poned algún comentario.¡GRACIAS¡


Desgarrada la nube; el arco iris
brillando ya en el cielo,
y en un fanal de lluvia
y sol el campo envuelto.
Desperté. ¿Quién enturbia
los mágicos cristales de mi sueño?
Mi corazón latía atónito y disperso...
¡El limonar florido
,el cipresal del huerto,
el prado verde, el sol, el agua, el iris!
¡el agua en tus cabellos!...
Y todo en la memoria se perdía
como una pompa de jabón al viento. A. Machado (V. Ferrandis 4)

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.
Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.
Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.
Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.
Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto. P.Neruda(Ana Oviedo)

Tener el lastre de una nación
que quiera una bonita, encantadora,
inteligente y perfecta princesa
para ser su futura reina.

¡¡Yo no quiero!!;
yo quiero ser pirata,
no Cenicienta.
Quiero ser exploradora,
no Blancanieves.

Quiero volar como Peter Pan,
no dormir como la Bella Durmiente.
Quiero tener sensaciones fuertes
como Indiana Jones,
no permanecer en castillo.


Aitana M.Gironés




3 comentarios:

marisa dijo...

ESta es mi aportación a esta entrada tan bonita.Un fragmento de un poema de Catulo que ha servido de referente a muchos poetas de la literatura española:
"da mi basia mille, deinde centum,
dein mille altera, dein secunda centum,
deinde usque altera mille, deinde centum.
dein, cum milia multa fecerimus,
conturbabimus illa, ne sciamus,
aut ne quis malus inuidere possit,
cum tantum sciat esse basiorum."

funnyaran dijo...

Marisa, ese poema nos lo tendrás que traducir...
A mi me ha gustado el de Aitana. Ha salido de su imaginación?? Pues me gusta

funnyaran dijo...

Yo lo intento traducir pero si le estropeo el poema a Catulo, me libro de la culpa jejej
a ver que sale de ahí!